Consulta pública previa del Proyecto de Real Decreto de envases y residuos de envases

Con el objetivo de transponer la Directiva (UE) 2018/852, por la que se modifica la Directiva 94/62/CE, y la aplicación de los preceptos de la Directiva (UE) 2019/904, referidos a los envases de plásticos de un solo uso, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD) somete a consulta pública el Proyecto de Real Decreto de envases y residuos de envases hasta el próximo 26 de mayo.

Se aprovechará además dicho trámite para revisar en profundidad toda la normativa de envases y residuos de envases, y adoptando las medidas necesarias para cumplir con los nuevos retos, entre los cuales:

  • El fomento del uso de envases reutilizables y sistemas para su reutilización de manera respetuosa con el medio ambiente, y sin comprometer la higiene de los alimentos, ni la seguridad de los consumidores.
  • Buscar medidas específicas para conseguir los nuevos objetivos de reciclado del 65% en peso de todos los residuos de envases en 2025, y del 70% en 2030.
  • Incrementar la colaboración ciudadana en la recogida separada de residuos de envases.
  • Cómo ofrecer mayor transparencia en la información en materia de envases.
  • Se cuestiona la necesidad o no de diferenciar las obligaciones de los sistemas de responsabilidad ampliada del productor (RAP) para los envases industriales, respecto de los comerciales, y en qué medida.
  • Cómo abordar la incorporación de las ventas a distancia a las obligaciones en materia de RAP para estos envases.
  • Cómo mejorar la información relativa a la puesta en el mercado de envases y a la gestión de los residuos de envases, y a través de qué instrumentos.

El Govern impulsa un paquete de medidas económicas para flexibilizar la actividad empresarial en el ámbito de la gestión de residuos

• Se propone una reducción del 50% del cánon de residuos industriales y del cánon de residuos de la construcción durante los meses de abril y mayo

• Se bonifican al 100% las tasas asociadas a la tramitación telemática de documentos de residuos y también en la tramitación de la inscripción al Registro de personas productoras de residuos de Catalunya

• Se suprimen las fianzas de residuos para los gestores de residuos no peligrosos, medida que puede suponer liberar cerca de 40 millones de euros.

 

El Govern ha aprobado un conjunto de medidas para paliar los efectos que está causando la pandemia de la Covid-19 sobre la actividad económica; en concreto, son medidas que aplicará la Agència de Residus de Catalunya (ARC) con el objetivo de flexibilizar y facilitar la actividad económica de las empresas tanto productoras de residuos como de gestión de residuos.

Una de las medidas va encaminada a establecer una bonificación del 50% de los cánones de residuos industriales y de residuos de la construcción durante los meses de abril y mayo de 2020, cosa que permitirá ganar liquidez a las empresas que pagan estos cánones.

El segundo paquete de medidas afecta a la tramitación que las empresas hacen ante la Agència de Residus de Catalunya. Así:

Se establece una bonificación del 100% en la tramitación telemática de los documentos de gestión de residuos (actualmente esta bonificación es del 60%).

También se establece una bonificación al 100% de la tasa asociada al servicio de tramitación de expedientes de inscripción y de anotación de modificaciones en el Registro general de personas productoras de residuos de Catalunya, en la medida que estos trámites se pueden realizar durante el estado de alarma, teniendo en cuenta que se tramitan por vía telemática.

Se trata, por lo tanto, de una medida evaluada y que continua con la progresiva implantación de los medios electrónicos en el ámbito de la Administración de la Generalitat de Catalunya y que puede implantarse de manera inmediata y permanente.

Finalmente, la tercera medida que se impulsa propone suprimir las fianzas de gestores de residuos no peligrosos, tanto para los actuales gestores en servicio como para las nuevas peticiones. Se prevé aplicar esta medida a petición del gestor y será valorada por la Agència caso a caso.

Actualmente, el total de fianzas depositadas en el ARC por los agentes que operan en actividades relacionadas con los residuos es de 62,5 millones de euros. Se estima que, de este importe, 40 millones (el 64%) corresponde a las fianzas de gestores de residuos no peligrosos que se podrían devolver con esta medida. Este importe será devuelto a los gestores, con lo cual tendrán recursos que podrán destinar a su actividad económica.

Con la entrada en vigor de esta medida, los gestores de residuos no peligrosos disfrutarán de un ahorro del coste de la formalización de la fianza, que repercute en los resultados de la actividad empresarial. Esta devolución se podrá solicitar por parte de los gestores de residuos hasta el 31 de diciembre de 2020, pendiente de quede implantada de forma definitiva en el nuevo presupuesto de 2020.

Fuente: residus.gencat.cat

Bruselas unifica los adaptadores eléctricos para los dispositivos y electrodomésticos

Este lunes ha entrado en vigor el Reglamento de la Comisión sobre las fuentes de alimentación externas, elaborado para unificar las características técnicas de los adaptadores y cargadores de todo tipo de dispositivos y electrodomésticos. Sin embargo, la adopción del cargador universal para móviles se escapa de la actuación de la Comisión Europea, debido a que la practica totalidad de los principales fabricantes proceden de Asia o Estados Unidos.

El nuevo reglamento comunitario sobre las fuentes de alimentación externas tiene como objetivo mejorar la eficiencia energética de infinidad de aparatos, desde los ordenadores portátiles a los cepillos de dientes eléctricos. Por medio de esta normativa, Bruselas estaría en condiciones de ahorrar en sus facturas eléctricas y «contribuir a alcanzar los objetivos de ahorro energético de la UE», así como reducir las emisiones.

Según explican fuentes de la Comisión Europea, cada hogar europeo acumula una media de diez cargadores, lo que representa más de 2.000 millones en la UE. Todas ellos son adaptadores de corriente que se utilizan para convertir la corriente eléctrica de la red a tensiones inferiores.

En adelante, estas fuentes de alimentación externas homologadas para el territorio europeo serán mucho más eficientes desde el punto de vista energético que las actuales. Así se espera que, a partir de 2030, «el ahorro de energía eléctrica sea de más de 4 TWh/año, suficiente para proporcionar energía eléctrica a toda Letonia durante un mes y equivalente a una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de más de 1,4 millones de toneladas equivalentes de CO2 al año».

La nueva normativa de adaptadores afecta a todos los fabricantes de electrónica de consumo (teléfonos inteligentes, altavoces, sistemas de sonido, televisores); productos TIC (módems, enrutadores, ordenadores portátiles, tabletas, pantallas electrónicas); pequeños aparatos de cocina (batidoras, exprimidoras); y aparatos para la higiene personal (máquinas de afeitar, cepillos de dientes eléctricos).

Con este conjunto de medidas se espera alcanzar, a partir de 2030, «un ahorro total de energía de 167 TWh al año, lo que equivale al consumo de energía anual de Dinamarca, con un ahorro acumulado correspondería así a la reducción anual de más de 46 millones de toneladas equivalentes de CO2», según fuentes comunitarias.

Fuente: eleconomista.es

La Generalitat aprueba una nueva línea de ayudas con 1,5 millones por el fomento de economía circular en el ámbito de los residuos

La Agència de Residus de Catalunya (ARC), del Departament de Territori i Sostenibilitat, subvencionará con 1,5 millones de euros los proyectos de núcleos de investigación industrial y desarrollo experimental que incentiven la economía circular. Los fondos provienen de la recaudación del canon de vertedero de residuos industriales.

En concreto, las ayudas se destinarán a empresas que presenten proyectos para recuperar recursos a partir de residuos, tanto procedentes de procesos de terceros como propios, a mejorar procesos de tratamiento que permitan recuperar recursos o bien disminuir la cantidad de desechos que se destinan a los vertederos o a reducir la peligrosidad de los residuos. Los proyectos se pueden presentar de forma individual o colaborativa y tienen que desarrollar actividades de investigación y/o desarrollo.

Los criterios para la concesión de las ayudas priorizarán el potencial de reducción efectiva de los residuos porque se ahorra su generación, se convierten en recursos o porque el proceso permite utilizar residuos que no eran aprovechados.También se valorará la calidad científica y tecnológica de los proyectos; la adecuación de la metodología, del plan de trabajo y de gestión del proyecto; la capacidad científica de las personas solicitantes para ejecutarlo, y la adecuación, coherencia y justificación de los recursos y gastos propuestos.

Impulsando la economía circular

Entre los objetivos de la ARC destaca el de implementar herramientas para acelerar la transición hacia una economía circular. También el fomento de programas y proyectos de R+D para desarrollar alternativas más limpias en los procesos productivos y de gestión.

El Programa de prevención y gestión de residuos y recursos de Cataluña (PRECAT20) de la ARC tiene que contribuir, desde el ámbito de los residuos, al desarrollo sostenible, al uso eficiente de los recursos y a una economía circular que a la vez sea competitiva y generadora de nuevas oportunidades.

Por otra parte, desde ACCIÓ-la agencia para la competitividad de la empresa del Departamento de Empresa y Conocimiento-, se incorpora la economía circular y la sostenibilidad como eje prioritario de actuación para la competitividad empresarial. Así, desde la agencia se ofrece asesoramiento personalizado a las empresas catalanas para impulsar nuevos proyectos en este ámbito -también para internacionalizar sus soluciones- así como ayudas para garantizar su implantación.

Estos objetivos están alineados con los de la Unión Europea que, a finales de 2015, publicó un paquete de medidas sobre la economía circular para impulsar la competitividad, crear lugares de trabajo y generar un crecimiento sostenible. Así, según la Fundación Ellen Macarthur –de la cual la Generalitat forma parte–, la economía circular a Europa puede llegar a generar el doble de beneficios que el modelo económico lineal, reducir un 32% el consumo de materias primas y un 50% los costes vinculados a los procesos industriales.

Con estas medidas se pretende transformar la economía, abriendo camino a nuevas oportunidades de negocio que tengan en cuenta todo el ciclo de vida de los productos, sin limitarlo en la etapa de fabricación o a la de fin de vida. Como consecuencia, se prevé que surgirán progresivamente formas innovadoras y más eficientes de producir y consumir. De hecho, la economía circular es uno de los ejes del Pacto Nacional para la Industria.

Más de 12.000 muertes prematuras en Europa por la contaminación acústica

Uno de cada cinco europeos sufre niveles de ruido perjudiciales para la salud.

La exposición crónica a un nivel de ruido por encima del permitido genera cada año más de 12.000 muertes prematuras en toda Europa, y provoca también hasta 48.000 nuevos casos anuales de cardiopatía. Lo denuncia un nuevo estudio de la Agencia Europea de Medio ambiente, que alerta que uno de cada cinco europeos (el 20%) vive en zonas donde el ruido del tráfico llega a niveles perjudiciales para la salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda mantener el ruido por debajo de los 55 decibelios, pero hasta 113 millones de europeos están sometidos día, tarde y noche a unos niveles de ruido que como mínimo llegan a esta cifra, si no la rebasan. Para más de 6,5 millones de personas el exceso de ruido genera incluso interrupciones del sueño durante la noche de manera crónica. «El ruido medioambiental, en especial el del tráfico rodado, continúa siendo un problema grave que afecta la salud y el bienestar de millones de personas a Europa», denuncia el estudio.

El estudio llama la atención en los gobiernos europeos porque no han hecho los deberes para reducir el ruido de las grandes ciudades –y también el de las zonas rurales próximas a carreteras, aeropuertos e industrias–, una lacra que sigue sin reducirse todo y las alertas que desde hace años comunica la OMS y la misma UE.

El ruido de los trenes, para la población que vive muy cerca de estaciones y vías ferroviarias, genera una exposición crónica perjudicial para 22 millones de personas en toda la Unión Europea. Cuatro millones de europeos sufren niveles perjudiciales de ruido procedentes de los aviones y un millón más está expuesto a contaminación acústica perjudicial procedente de la industria, detalla el estudio. El ruido constante de los aviones, añade, es la causa incluso de la disfunción en el aprendizaje que sufren 12.500 escolares europeos.

El exceso de ruido, generado por el tráfico de las grandes ciudades, pero también por el ruido de carreteras, trenes, aviones e industrias, no solo provoca problemas auditivos, sino que puede provocar dolencias coronarias, estrés y trastornos en el sueño. La cardiopatía isquémica, que el estudio vincula a la contaminación acústica, provoca la progresiva obstrucción de las vías que dan sangre al corazón.

El estudio de la Agencia Europea de Medio Ambiente alerta también que el exceso de ruido no afecta todo el mundo por igual, sino que, como siempre, las poblaciones más desfavorecidas socialmente sufren a menudo impactos más grandes, porque viven más cerca de aeropuertos, carreteras y otras fuentes de contaminación acústica.

Las cifras que revela el estudio ponen de manifiesto que no se han logrado los objetivos que la misma UE se había marcado para el 2020 «de reducir de manera significativa la contaminación acústica en la Unión Europea para acercarse a los niveles recomendados por la OMS». Y no solo esto, sino que a pesar de la mejora en la monitorización de los niveles de ruido todavía hay un 30% de datos que no están disponibles para el análisis, denuncia el estudio.

Un problema también para la fauna
Pero el exceso de ruido proveniente del tráfico rodado, ferroviario, aéreo y también de ciertas industrias no solo perjudica la salud de los ciudadanos europeos, sino que también está afectando la vida salvaje europea, tanto la terrestre como la marina. Los mamíferos marinos son unos de los más afectados, pero en tierra también los pájaros sufren muchos trastornos reproductivos y de comportamiento.

Al menos un 19% de las áreas protegidas se sitúan, de hecho, en zonas donde los niveles de ruido están por encima de los umbrales recomendados. Este ruido excesivo puede generar cambios en el comportamiento y afectaciones psicológicas en muchos animales, pero también reduce su tasa de reproducción, aumenta su mortalidad y hace que muchas especies emigren.

Fuente: ara.cat

El volumen de residuos reciclados creció un 1,8% en 2019

El crecimiento de la actividad económica y de los residuos generados ha contribuido en los últimos años a impulsar la actividad de las empresas de reciclado de residuos.

Según el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA, el volumen de residuos reciclados —incluyendo residuos metálicos, de papel y cartón, madera, vidrio y plástico— se situó en 20,2 millones de toneladas en 2019, un 1,8% más que en el ejercicio anterior, valorándose el negocio generado por su venta en unos 3.500 millones de euros.

Los residuos de metal concentran más del 60% del volumen total reciclado, seguidos del segmento de papel y cartón, que agrupa cerca de la cuarta parte del total, correspondiendo el resto al reciclado de madera, vidrio y plástico.

Las exportaciones de desperdicios y desechos disminuyeron significativamente en 2019, hasta situarse en 1.730 miles de toneladas, mientras que las importaciones aumentaron algo más de un 2% (hasta 6.130 miles de toneladas).

En 2020 y 2021 se espera que aumente el volumen de residuos reciclados alrededor del 1,5% anual, hasta situarse en torno a 20,8 millones de toneladas en el último año, en un contexto de ligera desaceleración del conjunto de la actividad económica y de la generación de residuos.

En el sector se identifican alrededor de 350 empresas dedicadas al reciclaje de residuos, las cuales gestionan unas 400 plantas. La estructura empresarial presenta una mayoría de empresas de pequeña dimensión especializadas en el reciclaje de un solo material, las cuales coexisten con un grupo más reducido de grandes operadores. Casi el 65% de las compañías cuenta con una plantilla inferior a los 10 trabajadores.

El capital de las empresas es mayoritariamente español. No obstante, cabe señalar la participación a través de filiales de algunos grupos de tamaño grande procedentes de diferentes sectores industriales o de la construcción.

Datos de síntesis 2019

  • Número de empresas: 350
  • Producción (miles de toneladas): 20.200
    • % var. 2019/2018: +1,8
  • Distribución de la producción por segmentos de actividad (%), 2018
    • Metal: 61,0
    • Papel y cartón: 22,4
    • Madera: 7,8
    • Vidrio: 4,5
    • Plástico: 4,3
  • Exportación (miles de toneladas): 1.730
  • Importación (miles de toneladas): 6.130
  • Producción (mill. euros): 3.500

Fuente: retema.es

Nuevo proyecto focalizado a las EESS de Gipuzkoa

Desde ECONIA iniciamos un nuevo proyecto de colaboración y asesoramiento a las estaciones de servicio asociadas a AEGA (Asociación de Empresas de Automoción de Gipuzkoa). A causa de los cambios que se están produciendo en el sector de la automoción con la irrupción de nuevas formas de movilidad, y el consumo eléctrico y electrónico, es evidente que las estaciones de servicio (EESS) actuales tienen que empezar a adaptarse a la nueva realidad, donde aparecen nuevas necesidades que pidan una transformación del modelo de negocio y orientación de este sector empresarial.

Fruto de la preocupación por estos cambios, las EESS de Gipuzkoa, gran parte de las cuales son pequeñas empresas gestionadas de forma familiar; ECONIA liderando conjuntamente con AEGA y con la ayuda económica de la Diputación Foral de Gipuzkoa, han puesto en marcha el proyecto llamado “Hoja de ruta de las estacionas de servicio hacia la competitividad”, que permitirá analizar los modelos de negocio actuales para proponer acciones que permitan no poner en peligro la continuidad de la actividad. Además, este proyecto generará un espacio de red y comunicación entre las empresas del sector de las estaciones de servicio, que actualmente no existe.

La CECOT apuesta por el reciclaje del plástico en la automoción

Empresas del sector de la automoción se acercan a la producción sostenible y la economía circular del sector del plástico, a través de una jornada de trabajo organizada por la CECOT. En el encuentro de intercambio se han conocido casos de empresas que ya trabajan en el reaprovechamiento del plástico, reciclándolo con un nuevo diseño y dándole un nuevo uso.

La CECOT ha hecho una selección previa de las empresas en función de su potencial para impulsar iniciativas de reaprovechamiento. En la jornada se han mostrado diseños de piezas que ya han entrado en los procesos de producción así como las nuevas tendencias en tecnologías de recogida y reciclaje. La CECOT ya trabaja en una nueva jornada sobre el reciclaje en el sector textil. El curso forma parte de la estrategia medioambiental de la patronal para que las empresas lleguen a objetivos de desarrollo sostenible, utilicen los recursos con más eficacia y contribuir en la reducción del cambio climático.

Encontraréis más información al respecto en esta noticia de terrassadigital.cat.

Inicio del proyecto PLASTRAEE-LOOP: cierre del círculo del plástico de los RAEEs

En el marco de la estrategia de la economía circular, nace el proyecto PLASTRAEE-LOOP, liderado por el GREMI DE RECUPERACIÓ DE CATALUNYA y ECONIA, y que iniciamos este mes de enero.

Este proyecto pretende realizar un estudio del sector del tratamiento de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEEs) y de plásticos en Cataluña, que permita identificar la posibilidad de introducir plástico recuperado en la fabricación de equipos informáticos de uso personal (denominada la fracción FR5 de los RAEEs)

El objetivo del estudio es establecer una cadena de valor, aportando modelos de recogida por el cual se cierre el círculo en la producción de pequeños aparatos eléctricos a partir de plástico de RAEEs, para ofrecer una vía de mercado real, por lo tanto, ofreciendo una circularidad.

El consumo de pequeños aparatos crece sin cesar, la UE ha denominado este crecimiento como un “Tsunami”. Por ejemplo, en 2017 en Cataluña se recogieron 52.810 tn de RAEE, un 24% más que el año anterior, y esta cifra no para de subir.

Casi el 23% de la composición de los pequeños aparatos es plástico y casi no se reciclan; de aquí la necesidad de este estudio que quiere poner blanco sobre negro esta gestión y su potencial.

El proyecto, que cuenta con una ayuda de la Agència de Residus de Catalunya, tendrá una duración de 12 meses y participarán todos los agentes de la cadena de valor implicados, entre ellos: Solidança, Electrorecycling, Realplast, Ecotic, Ecolum y Simon Lighting.

La economía circular reducirá un 26% las emisiones de CO2 y generará 3.000 nuevos empleos en Euskadi hasta 2030

Aumentar la productividad material y el uso de materiales reciclados y reducir la generación de residuos son los principales objetivos de la Estrategia de Economía Circular del País Vasco, presentada ayer al Consejo de Gobierno por el Consejero de Medio Ambiente, Iñaki Arriola.

El Consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, Iñaki Arriola, presentó ayer al Consejo de Gobierno la Estrategia de Economía Circular del País Vasco que, con un horizonte en 2030, tiene la misión de impulsar la transición de Euskadi hacia un modelo de economía circular y posicionarse como una región referente en Europa, al tiempo que “espera lograr resultados positivos para nuestro territorio en tres ámbitos: aumentar la facturación de las empresas vascas en productos más circulares hasta los 10.000 millones de euros, crear 3.000 empleos en el ámbito de la economía circular y reducir un 26% las emisiones de carbono asociadas al consumo”.

El Consejero explicó que “la facturación generada por productos y servicios que han aplicado criterios de economía circular en 2016 se estima en 2.852 millones de euros y representa un 28% de la facturación total de las empresas”. Las previsiones aportadas por las empresas reflejan un fuerte crecimiento de las ventas de productos o servicios ecodiseñados, tanto en términos absolutos como porcentuales, que alcanzarán los 7.250 millones de euros en 2020. Las previsiones a futuro apuntan a que en 2030 se superarán los 10.000 millones de euros generados como consecuencia de innovaciones de producto, servicio o proceso, mediante las que se logrará reducir el impacto medioambiental a lo largo del ciclo de vida del producto.

La aplicación de la Estrategia de Economía Circular de Euskadi también tendrá repercusión directa en la generación de puestos de trabajo. El desarrollo de nuevos negocios y la mejora competitiva de las empresas actuales permitirá la creación de nuevos empleos, tanto en las empresas existentes en la actualidad como en nuevas compañías surgidas como fruto del cambio de modelo.

“En la actualidad, en el sector industrial de Euskadi existen 18.463 empleos relacionados con actividades de economía circular. Esto supone algo más de un 2% del total de empleos de la economía vasca”, apuntó Arriola. El objetivo de cara a 2030 es continuar aumentando esa cifra hasta alcanzar los 3.000 nuevos empleos.

En tercer lugar, la aplicación de la Estrategia de Economía Circular tendrá un impacto directo en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático. “Se espera una reducción anual de casi 1 millón de toneladas CO2 equivalentes, a sumar al resto de estrategias existentes”, señaló el consejero de Medio Ambiente, lo que supone una reducción del 26%.

Esta reducción vendrá originada por los cambios en la gestión de residuos, es decir, el descenso en la generación de deshechos y el aumento de su reincorporación a la economía como materiales secundarios, y por la disminución de la importación de recursos.

OBJETIVOS ESTRATÉGICOS

Para lograr estos resultados, la Estrategia de Economía Circular de Euskadi fija tres objetivos estratégicos:

  • Aumentar en un 30% la productividad material. La productividad material permite medir la evolución de la economía hacia un modelo de producción y consumo menos dependiente de los materiales. De esta manera, una productividad material alta representa un aprovechamiento más eficiente de los recursos, un mayor valor añadido de los productos y una menor dependencia de la importación y extracción de materiales. En la actualidad, la industria vasca consume 21 millones de toneladas de materias primas al año, de las que un 77% son importadas: principalmente, combustibles fósiles, minerales metálicos, biomasa y minerales no metálicos. Aumentando la productividad material, Euskadi busca desacoplar el crecimiento económico del consumo de materiales.
  • Aumentar en un 30% la tasa de uso de material circular. La tasa de uso de material circular permite medir la contribución de los materiales reciclados en el País Vasco a la demanda total de materiales y representa un elemento clave para evaluar la circularidad de la economía. Aumentar esta tasa implica no solo rebajar la dependencia de las importaciones o la extracción de materias primas, sino reducir los residuos que, de otra manera, acabarían depositados en un vertedero. En la actualidad, la industria vasca genera el 72% del total de los residuos, de los cuales un 42% acaban en vertedero. Por otro lado, además de reducir emisiones, el aumento del uso de material circular impulsará el sector del reciclaje y la aparición de empresas ligadas a la transformación y aprovechamiento de residuos para su reutilización en otros procesos productivos.
  • Reducir en un 30% la tasa de generación de residuos por unidad de PIB. Esta tasa expresa la intensidad de la actividad económica en generación de residuos y proporciona una medida de su ecoeficiencia. El cambio de modelo hacia una economía circular busca desacoplar el crecimiento económico del consumo de materiales, y para ello es igualmente importante desacoplar también ese crecimiento económico de la generación de residuos. Según los últimos datos disponibles (2016), en Euskadi se generaron 67 kg de residuos (excluidos los principales residuos minerales) por cada 1.000 euros de PIB. El objetivo a 2030 es bajar esa cifra a 47,6 kg.

Adicionalmente, la Estrategia recoge dos objetivos complementarios a este último objetivo en relación con dos de las corrientes priorizadas por la Comisión Europea, que son: reducir a la mitad la generación de desperdicios alimentarios y lograr que el 100% de los envases de plástico sean reciclables.

INSTRUMENTOS DE APOYO

Para conseguir los resultados, y en línea con los tres objetivos estratégicos, la Estrategia de Economía Circular de Euskadi se despliega en 10 líneas de actuación en torno a 4 ámbitos (competitividad e innovación, producción, consumo, y gestión de residuos y materias primas secundarias), enmarcados en un Plan de Acción específico para los próximos 5 años. Dicho Plan de Acción lleva aparejado la puesta en marcha de una serie de instrumentos por parte de la Administración, que tienen que ver con el desarrollo de legislación propia para determinadas corrientes de residuos; ayudas a la inversión, especialmente en infraestructuras de gestión de residuos, eficiencia productiva y nuevos negocios; ayudas para I+D+i; deducciones fiscales; tasas e impuestos ambientales; desarrollo de estándares técnicos y metodologías para facilitar la utilización de materiales secundarios, y capacitación, generación y transferencia de conocimiento, entre otras medidas.

“Llevamos un largo camino recorrido y Euskadi ocupa hoy una posición destacada en el desarrollo aplicado de la visión circular de la economía, especialmente en el ámbito industrial”, afirmó Iñaki Arriola. “Hemos demostrado que se puede crecer económicamente y reducir el consumo de materiales. Desde el año 2000, el PIB vasco ha crecido un 26%, mientras que el consumo de materiales se ha reducido un 25% y el volumen de residuos urbanos que termina en vertederos ha disminuido en un 56%”.

El Consejero de Medio Ambiente también subrayó que “nuestra economía se está desacoplando del consumo de materiales y la generación de residuos mediante el impulso de medidas de economía circular”. Y aseguró que “la Estrategia de Economía Circular de Euskadi 2030 que presentamos hoy nos abre un abanico de oportunidades que, además de los beneficios ambientales evidentes, también permitirá modernizar y transformar la economía, generar beneficios económicos para las empresas y aumentar su competitividad, lograr importantes ahorros de energía y materias primas, mejorar la gestión de los residuos, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, y crear puestos de trabajo en el ámbito local y nuevas oportunidades para la integración social”.

Fuente: residuosprofesional.com